miércoles, 2 de noviembre de 2011

ITE (no es un ingeniero técnico de edificación, para alivio de muchos....)

Inspección Técnica de Edificios. Por allá por 2005, en colegios profesionales y facultades técnicas se nos vendía la moto que con las ITE, iba a haber un muchísimo trabajo y que, nosotros, los Arquitectos Técnicos éramos los técnicos capacitados para ese trabajo. Hasta ahí todo muy bien, pero la realidad es bien distinta.
A día de hoy, la situación no ha cumplido las expectativas creadas. Sólo un municipio de todas las Islas Canarias tiene una ordenanza aprobada para la realización de dichas inspecciones.

 
El pasado 7 de julio de 2011, se publica en el BOE, el Real Decreto-ley 8/2011, de 1 de julio, de medidas de apoyo a los deudores hipotecarios, de control del gasto público y cancelación de deudas con empresas y autónomos contraídas por las entidades locales, de fomento de la actividad empresarial e impulso de la rehabilitación y de simplificación administrativa.  En el artículo 21, establece la obligatoriedad de la inspección técnica de edificios para el año 2012. Pasarán dos cosas, o todas las entidades municipales hacen caso omiso a este Real-Decreto, ya que no tienen aprobada la ordenanaza o procedimiento que regula la inspección o en 2012 todos los técnicos nos hacemos inspectores. Sería muy positivo para los profesionales de la arquitectura y construcción que las administraciones cumplieran con sus obligaciones para, en momentos en los que hay que crear nuevas líneas de negocio, poder diversificar los trabajos profesionales, ya que en proyectos y construcción de edificaciones vamos un poquito flojos últimamente.
Por último, me gustaría valorar el coste de la inspección. Poniéndos en el caso de un determinado municipio. La ITE es obligatoria para los edificios de más de 25 años. Este se pasa cada 10 años desde la primera inspección. Se podrá leer entrelíneas que alguien, con un martillo de madera en la mano, en caso de problemas después de la inspección, responsabilizará durante el período de vigencia de la misma, al técnico competente que la aprobó. Yo me pregunto, si  una dirección de obra o dirección de ejecución de obra vale 10 u.m. (unidades monetarias), por qué un certificado de inspección vale 0,01 u.m. En este caso, alguien está haciendo el primo antes o después. Toda acción hay que medirla en función de la responsabilidad que conlleva, por lo que me parece una temeridad los precios por lo que muchos compañeros realizan inspecciones técnica de edificios.
No me detenedré a comentar determinados convenios entre algún colegio profesional y entidad municipal para el trámite de dicha inspección, ya que puede hasta atentar contra el libremercado y la fijación de precios, ya que, me gustaría que me explicaran el algoritmo matemático con el que fijaron las tasas ofertadas.
En conclusión, es hora de que cada uno cumpla con su responsabilidad, por lo que o nos ponemos las pilas con cualquier oportunidad de trabajo de las que somos técnicos competentes o seguiremos a la deriva y dejando pasar las múltiples oportunidades de trabajo que se nos presentan.

1 comentario:

  1. Te dejo un artículo bastante interesante de un Arquitecto en Galicia, publicado en el Faro de VIgo. http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2011/11/07/gente-conciencia-ite-hay-tecnicos-cubren-quinielas/595323.html
    Me quedo con la frase "hay técnicos que las rellenan como quinielas", sin defender esa forma de proceder tan poco profesional, reflexionemos porque se llega a ese extremo.

    Aqui dejo otro artículo...
    http://www.diariosur.es/v/20111010/malaga/arquitectos-abaratan-inspecciones-edificios-20111010.html

    ResponderEliminar