miércoles, 14 de marzo de 2012

Visados y competencia profesional

2009:  Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas Leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades y su ejercicio.
2010:  Real Decreto 1000/2010, de 5 de agosto, sobre el visado colegial obligatorio (Ley Omnibus)
2012: No nos adaptamos a los tiempos...
Estas citadas leyes que han aportado cosas positivas como la ventanilla única en los colegios, definición de trabajos que son necesarios visar o no, bajo mi punto de vista, han dejado muchas lagunas que es muy urgente definir.

 
Ha dejado lagunas como un mar de sin criterios entre las diferentes corporaciones municipales a la hora de tramitar los diferentes trabajos. Hecho de menos falta de homogeneización de criterios entre todos los entes implicados en el sector.
No entiendo, y mira que le doy vueltas, que el mismo tipo de trabajo, por ejemplo una licencia de apertura de actividad inocua, en unos sitios te piden que sea visado, en otros visado y certificado de competencias, en otros te dicen que sea un técnico, sin especificar qué técnico y sin visar, y en el último sólo el certificado de competencias.
Los Colegios Profesionales deben exigir al organismo competente una Real Decreto actualizando las competencias de la LOE, ya que, es necesario adaptarlo a los nuevos tiempo, a las nuevas titulaciones y definir claramente, qué tipo de técnico, en función de su formación, de su plan de estudios o de sus enchufes gubernamentales hace cada tipo de trabajo, porque no se puede dejar a interpretación de los técnicos municipales quién es válido para hacer cada trabajo, o a la osadía de algún colegio profesional a atribuirse competencias que no le corresponde.
Son tiempos de trabajos realizados a bajo coste, de competencia desleal y de supervivencia para el más fuerte, pero tenemos que tener visión a corto y largo plazo, pelear por nuestras competencias profesionales, las que teníamos, tenemos y seguiremos teniendo, aunque a otros colectivos no les parezca oportuno, y de evolución de los colegios profesionales para que sigan siendo organismos de prestigio y referencia dentro de la sociedad en la que vivimos.
Quizá los Arquitectos Técnicos ya estamos sembrando esta evolución, sólo con la adaptación de nuestra titulación al espacio común europeo, Ingeniero de Edificación, y son las vanidades de muchos las que se empeñan en torpedear una nueva visión global de la profesión.



1 comentario:

  1. Verdaderamente tu exposición es una realidad objetiva Saul. Bajo mi punto de vista lo has expresado con claridad, es necesaria una homogeneización de criterios y una modernización de los colegios profesionales.
    Esperemos que te escuchen las instancias correspondientes y se apliquen el cuento.
    Un saludo

    ResponderEliminar