lunes, 19 de noviembre de 2012

Descubriendo estructuras postesadas II

Todavía lo recuerdo como si fuera ayer, caminando con el encargado a través de la cimbra, a cincuenta metros del suelo con casco blanco y un tembloroso andar, observando el proceso de producción española por excelencia en el año 2005.



Proceso de ejecución de viga postesada




Entre tantos condicionantes, esta estructura postesada...

Esta estructura, tenía los condicionantes de toda obra singular: mucha exigencia con los acabados, hormigón visto, y mucha prisa por terminar, ya que esos famosos costes indirectos nos asfixiaban.

No se si volveré a ver en una obra acero de diámetro 32, que eran los que subían de los pilares inclinados o ver el proceso de solape soldado de vigas, que con tanto cuidado se procedía.

La primera etapa de ejecución de viga, era la colocación de la cimbra, la cual facilitaba el trabajo y soportaba la estructura durante la fase de montaje del armado, encofrado y desencofrado.
Cimbra en vigas postesada
Previamente a la colocación de la cimbra, se iba armando el acero de la viga. Desde que el tablero del encofrado y protecciones colectivas estuvieran listas se procedía al montaje del acero, soldado de los solapes de los pilares y colocación de los propios elementos del postesado: la vaina con los cables, el soporte final de los cables y el inicial, junto con un lateral del encofrado.
Vista del armado de la viga, vaina y encofrado
La vaina era un tubo de acero, en el cual estaban los cables que después se postesarían. Su posición iba establecida por el cálculo y se dejaban algunas aperturas para que saliera el aire en la etapa final de inyección de lechada de cemento.

Una vez estaba el armado colocado y revisado, se procedía al cierre del encofrado y hormigonado. Cómo la estructura era vista, y los encofrados de muros no tenían la calidad deseada, tenían la peculariedad que en cada puesta de hormigón, se enchapillaban con panel fenólico nuevo, para garantizar la máxima calidad del hormigón.

Después del hormigonado, se esperaba a que el laboratorio diera las roturas de las probetas a 7 y 14 días. Si éstas cumplían las exigencias del cálculo, se aprobaba el postesado de las vigas.

El postesado de las vigas consiste en tensar los cables que van dentro de la vaina hasta las presiones previstas, después de hormigonar el elemento en el que están contenidas.

Como remate del proceso de postesado, se procedía a la inyección de lechada de cemento para sellar los huecos existentes entre la vaina y los cables de acero tesados.
Pórticos de estructura postesada

No hay comentarios:

Publicar un comentario