viernes, 14 de junio de 2013

Reformas: tabiquería interior y trasdosado.



Cuando afrontamos una reforma es muy común cambiar la distribución de la vivienda o local, realizando nuevos tabiques interiores, mejorar térmicamente y acústicamente la vivienda con trasdosados  o simplemente haciendo pequeñas mochetas. ¿Qué tipo de tabiquería es la más aconsejable?

Tabiquería ligera con paneles de cartón-yeso




Lo normal, cuando demolemos una tabiquería interior de una vivienda existente es encontrarnos un tabique compuesto por yeso + bloque de hormigón/ladrillo + yeso, cuyo espesor suele oscilar entre 11-19 cm. Este es un tabique que podemos denominar pesado, cuyo proceso de ejecución es laborioso ya que además de no poder hacer más de 25-30 m2 por día de tabiquería, cuando apliquemos el revestimiento tradicional, el yeso, tendremos que esperar de 7-21 días a que se seque.

Ante esto, podemos optar por sistemas de tabiquería de los denominados ligeros, formados por una estructura metálica interior y placas de cartón-yeso en cada cara. Además de poder incorporar en el interior del aislamiento térmico o acústico que deseemos podemos variar el espesor del tabique, variando el tipo de perfilería a colocar de 48-70-90 mm. La principal ventaja de este sistema es la rapidez, ya que un tabique que se ejecute en el día de hoy, al día siguiente, si los empastados se realizan correctamente, se podrá pintar, con la rapidez de ejecución que este implica.



Estructura de tabiquería ligera


Con la certificación energética, muy de moda y ebullición en estos días, una de las mejoras que propone el programa es realizar trasdosado por el interior de las paredes de fachada para mejorar la inercia térmica de la vivienda.

Esta medida en las reformas, en función de nuestro pequeño proyecto, puede generar pequeñas pérdidas de superficies útiles, remates en los huecos si no cambiamos la carpintería, etc.

Ligereza, rapidez, pesadez, tardanza, es lo que tendremos en función del sistema de ejecución de esta unidad de obra.
 










No hay comentarios:

Publicar un comentario